Análisis rápido de entornos afectados por fugas de agua descontroladas y de difícil localización.

 

Deje de perder agua y no deje pasar los días haciendo “catas” sin control en un gran área.

 

Desde el aire podemos localizar la zona concreta de la fuga para que sus equipos de mantenimiento actúen de forma precisa ahorrando de este modo tiempo y por supuesto dinero.

 

La termografía aplicada a este entorno nos permite detectar los diferenciales de temperatura del terreno para localizar los problemas.

 

Confíe en la experiencia que hemos demostrado a nuestros clientes ante la detección de este tipo de incidencias.